Alaior: prehistoria en estado puro

 

Si eres un fan de la historia no puedes dejar de ver Torre d’en Galmés, el poblado prehistórico más importante de Baleares, ubicado en Alaior, y del que se calcula que en su máximo esplendor pudo llegar a albergar a casi un millar de personas.

Siguiendo con la ruta cultural, otra visita obligada a la población es el Convent de Sant Diego y su llamado Pati de Sa Lluna, antiguo claustro franciscano construido en la calle des Banyer y que actualmente se está recuperando para dinamizar la vida cultural de la localidad.

Pero como no solo de pan vive el hombre, pasar por Alaior y no probar su excelente queso es casi un pecado capital. Pero esta población también un peso específico en el mundo del calzado, ofreciendo esta población marcas de primerísima calidad.

Y después de tanta compra nada mejor que un baño relajante en algún punto de los casi dos kilómetros de la playa de Son Bou o en las azules aguas de Cales Coves, antigua plaza fuerte del movimiento hippy.

 

También conocido como Alaior, Alayor.